Una pequeña joya en Somontano


Nos gusta viajar al extranjero a pesar de tener autenticas maravillas en nuestro país.  Tampoco vamos a negar que a veces sale más caro “turistear” en territorio nacional que irse a un todo incluido en el Caribe.  Todo dicho, si te pones, al final lo que generalmente resulta caro es viajar por tu cuenta a no ser que vayas con mochila.  Pero hay q viajar! A donde sea, viajar enriquece el alma aunque aligere el bolsillo.

 Pequeñas cosas descubiertas estos días:

Alquézar.  Entre Barbastro y Huesca:  Tan cerca y yo sin enterarme.  Gran hallazgo; la verdad es que no descubro la pólvora ya que a juzgar por la infraestructura y la afluencia de visitante diría que el pueblo y la zona son ya bien conocidos entre sus vecinos.  Se escuchaba francés y acentos catalán y vasco entre otros.

 Con origen musulmán (Al Qasr significa la fortaleza) el pueblo mantiene una fisonomía medieval en un entorno muy cuidado y con impresionantes vistas.  Una oferta muy completa de turismo de aventura, restaurantes, hoteles y cultural.   Todo sin agobiar, respetuoso y sin sensación de saturación.  Si no estamos por los deportes de aventura el pueblo es perfecto para comer y darse una vuelta, o darse una vuelta y comer.  Todos los restaurantes tenían muy buena pinta y menús del día a precio asequible aunque también hay un par de ellos en un rango un poco más elevado.   Definitivamente hay cosas que ver y hacer en Alquézar.  La  página municipal  os aportará muchos más detalles de los que yo soy capaz aunque es obligatorio reseñar el castillo colegiata de Santa María La Mayor que ya en sí merece la pena.

Si os animáis a visitar la zona los paisanos recomiendan primavera u otoño.  El calor en verano tiende a asfixiar y no me atrevo a aventurar temperaturas invernales, recordar que estamos a dos pasos de Pirineos.  Probablemente el otoño es maravilloso pero yo, que lo descubrí en primavera, es recomiendo esta época.  Me han fascinado los campos teñidos de verdes moteados con el rojo de las amapolas.

Alquézar se situa en la Sierra de Guara asomándose al rio Vero que a muchos os sonará por las bodegas Viñas del Vero.  Sólo apuntar que la oferta vinícola de la zona se extiende más allá de esta bodega y que merece la pena explorar algunas otras opciones por la zona.  Esto en el caso de que vuestro viaje no se oriente específicamente a este campo en cuyo caso el tema merece un post a parte y es que la  D.O. Somontano da para mucho.

 

Anuncios

2 Respuestas a “Una pequeña joya en Somontano

  1. Qué cielos tan bonitos. Me encanta descubrir sitios nuevos, hace un par de años me pasó lo mismo con Sos del Rey Católico.

    En esta época que, cuando hacemos turismo, ya lo tenemos visto todo previamente, guías, internet, …, es muy agradable descubrir un sitio nuevo del que no teníamos la menor idea de su belleza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s