Archivo de la categoría: asuntos modernos

Nadia y los Ipads


He estado de vacaciones unos días fuera del país. Qué suerte la mía! Desconectar por unos días del remolino emocional que es España.
Me intento poner al día de lo que me he estado perdiendo. No sé ni porque me molesto.
Leo en el mismo día, y entre otras cosas, las siguientes noticias….
“Los deslices virtuales de sus señorías”; básicamente un resumen de algunas de las cosas que los señores diputados se dedican a hacer en sus hora laborales con los aparatos que pagamos entre todos. La más hiriente los dos diputados populares de la Asamblea de Madrid cazados jugando al “apalabrados” durante la aprobación de la privatización de seis hospitales de la Comunidad.
“Las directivas de 139 centros de salud dimitirán a partir del 7 de enero por la privatización”; Los especialistas desconvocan la huelga después de haber perdido la batalla contra la privatización y externalización de los servicios hospitalarios. Continúan la lucha y anuncian dimisiones como protesta. Son muchos equipos…139 de los 270 que hay en la Comunidad de Madrid. Leo opiniones para todos los gustos.
Me canso un poco de las tristezas de la prensa y torno a la televisión. Entrevista a unos padres con cara de cansados que sientan en sus rodillas a una inquieta niña. Nadia Nerea. No sé de qué hablan y lo busco en internet.
No sé bien cómo continuar. Leo sobre la pequeña Nadia Nerea y su enfermedad rara. La tricotiodistrofia. 26 casos en el mundo. 47000 euros para una operación en Estados Unidos que le alargaría la vida unos años más. El dinero donado por gente que ha sabido del caso. Los padres vendiendo literalmente hasta los muebles para pagar de su bolsillo la investigación sobre la enfermedad. No puedo leer más. Cualquiera que tenga hijos o un poco de sensibilidad lo entenderá. Se te hace un nudo en la garganta que no se pasa. Te sientes afortunado y casi que agradeces los pequeños problemas de cada día.

28665_540x360
Mi pensamiento vuela y me acuerdo de la privatización de la sanidad..de la crisis económica…de la falta de fondos para I+D…de la falta de fondos para casi todo.
Pero sobre todo me acuerdo de los Ipads de sus señorias.
http://nadianerea.org/
http://www.fundacionanacarolinadiezmahou.com/la-historia-de-nadia-nerea
Nadia Nerea. BancaMarch (0061-0130-15-0048340215).

Anuncios

yo de mayor quiero ser ecologista


Creo que me estoy metiendo en un berenjenal, pero vaya por delante que sólo se trata de mi humilde opinión y que estaré encantada de que sea rebatida.

Todo ésto viene a cuento porque ayer por la mañana fui al Mercado, ir al Mercado en Barcelona,  viene con las mayúsculas  incluidas porque desde el increíble  Mercado de la Boquería que merecería una entrada por cada puesto, hasta el más pequeño del barrio más perdido, tienen tal encanto que más que hacer la compra te vas de compras, tienes que tener muy claro lo que necesitas porque corres el riesgo de adquirir ingredientes fantásticos, genialmente presentados, especias raras o incluso gominolas gigantes, y quedarte sin dinero para la compra de los alimentos semanales

Donde vivo hay un Mercado precioso,  Galvany, no es especialmente barato, más bien es carillo, pero tiene puestos de verduras y hortalizas recién recolectadas, nada que ver con la fruta y la verdura envasada que parece que se ha pasado dos tercios de su vida metida en un frigorífico.

Pues bien estaba ayer departiendo amigablemente con el señor de la huevería sobre la diferencia de precio y calidad de los huevos (los morenos que en los blancos ni entramos), y resulta que hay tres precios debido a lo siguiente, en primer lugar están los huevos puestos por gallinas que comen grano (él dijo comida de gallinas pero digo yo que será grano) y corren libres (debe ser por una jaula más o menos grande, no creo que las dejen ir a ver mucho mundo), luego están los que ponen las gallinas que comen pienso y corren libres, y por último, los más baratos los ponen gallinas que viven hacinadas las pobres en granjas y comen pienso. Yo estaba en el pensamiento de si verdad merecia la pena invertir más en huevos ecológicos o no y no se qué cara debía poner, porque el tendero me dijo que no me preocupara que actualmente hay una normativa para velar por la vida de las gallinas!!! y  pensé que ese comentario bien merecía una entrada. Como además acaban de prohibir las corridas de toros en Cataluña me imagino a los ecologistas fijándose un nuevo objetivo así que ante el temor de quedarme algún día no muy lejano sin poder comer unos buenos huevos fritos con jamón me he puesto a investigar en internet y he descubierto que:

Se consideran explotaciones de cría “ecológica” de aves a aquellas que cumplen con las condiciones señaladas por el Reglamento (CEE) 2092/91. del Consejo de la Unión Europea.

Las gallinas ponedoras tienen asignada para vivir una superficie de 6 metros cuadrados en la zona cubierta, y 4 metros cuadrados al aire libre. Por su parte, los pollos tienen asignados 10 y 4 metros cuadrados, respectivamente. En dichas explotaciones se proyecta luz artificial sobre las gallinas ponedoras para que sean más productivas económicamente.

Estas aves tienen una mayor libertad de movimiento que en las explotaciones convencionales.  A los ecologistas tampoco les convence del todo la medida ya que las gallinas no pueden establecer relaciones sociales conforme a sus necesidades como especie, tener hijos.. además creen que estos sistemas de explotación contribuyen a perpetuar el uso y consumo de aves (¿?)

En cualquier caso siempre serán mejores que las explotaciones de cría convencional donde las gallinas se dedican a la producción de huevos destinados a incubación, con el objetivo de que nazcan más aves que serán destinadas a la cría. En estas explotaciones, viven encerradas las aves que son empleadas para criar o para el consumo antes de que se reproduzcan,  se incuban para que se eclosionen los huevos y nazcan pollos y  (esto si me parece triste) están tan hacinadas que terminan mutilándose las unas a las otras

A mi en mi modesta opinión, y por supuesto teniendo en cuenta que soy consciente que pertenezco a la especie humana que es la más depredadora de todas las que habitan el Planeta, no se qué opinar del discurso ecologista ya que desde que el hombre deja de ser nómada y empieza a ser sedentario, existen las granjas, para alimentar a las tribus, el problema es que cuando la población del mundo empieza a crecer, el hombre tiene que ingeniar la manera de dar de comer a toda la población.

Me pregunto qué pensarán en países africanos, azotados por el hambre de la status de vida de las gallinas del primer mundo. Supuestamente una vaca en Europa vive con más dinero al día que un habitante de algún país africano

En resumen que además de la eterna pregunta de si fue antes el huevo o la gallina, deberíamos preguntarnos también si debemos sacrificar la forma de vida de las gallinas (sin llegar al extremo de la forma de explotación anterior a la necesaria directiva de la CE, por supuesto), o de cualquier animal destinado al consumo humano, al interés nada encomiable de alimentar a la población.

A vosotros qué os parece?

La vuelta al mundo en 80 (y más) espaldas.


Me avisa mi Pepito Grillo particular  (es el cerebrín de la pandi era de esperar) que se acaba el mes y con ello el plazo para disparar por la espalda!  Yukk!!! No, no es que seamos  unas traidoras cobardes!!  Son los deberes fotográficos que nos ha puesto Jackie de casienserio  para el mes de Septiembre.

Os acordáis de Jackie y el grupo de Flickr?  Os lo conté hace ya un mes aunque como somos un tanto desmemoriados en general y en particular una que conozco que suele andar un poco espesa por las mañanas os dejo aquí la entrada del 31 de agosto para refrescaros la memoria.

El caso es que me las prometía yo muy felices pensando en originales robados de espaldas sexys o divertidas.  La realidad tardó dos clicks en abofetearme la cara y yo que, para lo que quiero soy muy aguililla, llegué rápidamente a dos conclusiones:

violondingres - Man ray

1 – me ponga como me ponga y estudie lo que estudie jamás seré Man Ray.  Todo sea dicho no me descubro ninguna novedad aunque quizás esté en proceso de negación

2 – La cara es el reflejo del alma.  Otra obviedad más vieja que el andar para delante pero que no alcanzas a comprender del todo hasta que te toca intentar sacar emociones de duras espaldas.

No todo esta perdido.  Brujuleando entre las fotos del grupo en Flickr he encontrado autenticas maravillas de colores y sentidos que os recomiendo paséis a contemplar.  Me fascina y envidia como la visión creativa de algunas personas les permite sacar oro de donde parece no haber nada.  Este ejercicio también es una buena oportunidad para darle un poco de protagonismo a esa parte de nuestra anatomía, tan olvidada a veces, como es la espalda.  Yo por lo pronto voy a ver si me “auto-homenajeo” con un espectacular masaje de esos que te quitan años  pero os dejo una ración de espaldas ajenas.



Tallas XL, L, M, S, XS, pero … ¿en cuál me meto?


Recién estrenadas las rebajas de verano me fui a la búsqueda de las  oportunidades que supuestamente uno se debe encontrar.

Toda optimista pensando que iba a llenar el armario de chollos me fui encontrando con varias realidades, la primera en la frente fue comprobar que lo bonito era de nueva temporada ,es decir, sin rebajas aunque fueran camisetas o sandalias ¿en otoño?, deben sacarla para las suecas residentes en España, yo soy más de evitar la criogenización de los pies, o todo o nada. Esta práctica antes solo lo hacía Massimo Dutti, pero Zara también se ha subido al carro.

La segunda sorpresa fue descubrir que no tengo ni idea de mi talla, hasta ahora había sido una común 38, pero he descubierto que puedo ser una L si estoy buscando unos bermudas en Zara, o una S en un vestido de Pepe. Hasta ahora yo pensaba que había diferencias de tallaje dependiendo de los países, pero no, ahora puedes ser talla L, M, S en el mismo día sin beber agua, ni ir al baño y en la misma tienda.

Ante tanta incógnita de si la prenda en cuestión te va a quedar como una morcilla de burgos o como un saco de patatas piensas que lo mejor es preguntarle la opinión a una dependienta, la cual a su vez te va a preguntar la talla que usas ¡¡!!, entonces empezará a hacer cábalas y cálculos matriciales de si esa prenda se corresponde con el tallaje que usas, absurdo ¿no?

tallas

tallas de Zara Online

libros de verano


Como ya está aquí el verano con sus complementos, es decir, su playa, su canción, las “notas” de la operación bikini , los planes de última hora, la receta del gazpacho, (esto se lo dejamos a Atropellaplatos, que es la experta en recetas), sus días largos, su siesta…

En fin con sus innumerables temas que darán de si para otras tantas entradas. Yo empiezo con las lecturas de verano.

Durante el invierno te pasas el tiempo corriendo de un lado a otro, sin tiempo para nada y prometiéndote que durante el verano vas a leer todo lo que no lees en ese momento. Pero claro está, luego llega el verano y a la hora de la siesta a cuarenta grados a la sombra, no te puedes leer Ana Karenina, porque no vas a poder pasar del prólogo, (a no ser que lo quieras usar como somnífero, al final del día este es un pais libre…) Así que antes de pensar que tienes el mismo nivel cultural que un tertuliano del corazón, hay que dejarse de heroicidades y leer libros ligeritos, como las mismas comidas veraniegas.

Dentro de estos acabo de descubrir (Yo, claro, porque sus libros tienen unos añitos ya) a Enric González. Para quienes no lo sepan es un periodista de El Pais, que ha sido corresponsal del periódico en: Londres, París, Nueva York, Roma y Jerusalem. Fruto de ello son sus libros: Historias de Londres, Historias de Nueva York e Historias de Roma. La verdad es que no se puede decir que el autor se “rompa la cabeza” buscando los títulos.

Yo ya me he leido dos de los libros y la verdad es que son adictivos. A priori pueden parecer guías de viaje, pero en realidad son un compendio de historias de las ciudades relatadas, muchas de las cuales le suceden a cualquier visitante ocasional o no, de los sitios descritos, mientras que otras tantas conforman la historia de la ciudad.

Por todo ello creo que resultan útiles antes o después de una visita a dichas ciudades, especialmente después y como complemento a todo lo visitado. Siempre resultará muchísimo mejor que cualquier guía. En especial y para todos a los que les encanten las películas/series de mafia, como a mi, recomiendo Historias de Nueva York donde se relatan los orígenes de las “Familias” de la Gran Manzana.

En resumen, se trata de libros agradables de leer a la hora de la siesta, o en cualquier otra, aprovechando que el tiempo se ralentiza en verano.

Lalola es mucha Lola.


Continuamos por la zona de Somontano pero ahora nos alejamos un poquito del bullicio.

Imaginad que os gusta el vino y formáis parte de una ruta vinícola en coche.  Imaginar que buscáis la tranquilidad y el buen hacer al final de una jornada ajetreada de aquí para allá.  Y entonces llegamos a Lalola.  Estamos en Buera, un tranquilo pueblecito a 20km de Barbastro.  Lalola Posada y Restaurante. Que son lo mismo pero no lo son.   ¿La razón? Están en la misma calle, a dos pasos el uno del otro, pero así ni el restaurante molesta a los huéspedes ni estos a los comensales.

Miguel Angel creó de Lalola hace 15 años.  No se bien que circunstancias le llevaron a estos parajes pero ha creado un espacio increíblemente personal.  Hay un pedacito de corazón en cada detalle.   La Posada es pequeña con sólo seis cuidadas habitaciones y una zona común alegre, acogedora y llena de recuerdos.  Un pequeño jardín con mucho encanto, sobre todo si tenemos la suerte de disfrutar de un soleado día de primavera, redondea el conjunto.  Es en este jardín donde se puede tomar un desayuno sorpresa.   Sorpresa porque yo me lo encontré en la puerta de mi habitación en una cestita de picnic de lo más campestre cuando salía pensando que ya se me había pasado la hora del desayuno y me tocaba lidiar con el día a palo seco sin café.  Con las mismas y mi sonrisa de felicidad agarré la cestita y me acoplé en una de las mesitas del jardín al sol

El restaurante de Lalola también es personalísimo, me recordó a alguno de esos pequeños y bohemios restaurantes de París.  Sorprende porque te dan de cenar en el sentido más amplio dela palabra.  No hay carta.  Es menú, pero menú sorpresa.  Lo vas descubriendo a medida que van llegando los platos a la mesa.  Eso sí, con un trato tremendamente amable y cortés te indican que cambiarán cualquier cosa que no sea de tu agrado y te preguntan si hay algo concreto que no te guste.  Me encantó la sensación de dejarse llevar y salvo el vino (cambiamos un Enate por un Estada tinto roble) no hicimos la más ligera variación a la cena.  Consistió en:   Un poco de embutido de aperitivo; una crema de calabacín seguida de una esqueixada.  Continuamos con un poco de longaniza de Graus, luego una ensalada de escarola para aligerar y finalmente una buena ración de merluza.  De postre tomé una estupenda mousse de limón aunque  ofrecían postres diferentes en otras mesas e incluso algunos platos del menú también variaban según la mesa.  Un muy rico menú y suficiente para salir rodando.  Aunque el cambio de vino encareció un pelín el resultado final creo que ronda unos muy aceptables 30€/persona.

La estancia en Lalola se me antoja repleta de pequeñas sorpresas agradables que, al final, es lo que consigue que recuerdes los lugares.  Me llamó la atención sobre todo  la tranquilidad y contagiosa serenidad con que todo parecía ocurrir en Lalola así como el servicio amable y hasta un punto cariñoso que es tan raro encontrar hoy en día.

Ainsa


Continuando con el recorrido por la Sierra de Guara, entre esta Sierra, el Parque Nacional de Ordesa y el Valle de Benasque se halla la población de Ainsa, capital de la comarca de Sobrarbe.

Los orígenes de la villa datan del S. VIII. Su castillo y  zona amurallada, conservada en buen estado, se remontan al S. XI, y formó parte de la línea de defensa de los territorios cristianos. Gracias a este pasado, conserva un casco, declarado Conjunto Histórico Artístico, medieval digno de ser paseado.

Aunque me encantan los pueblos medievales no me llamó tanto la atención su urbanismo como el paisaje que rodea el pueblo. Comí en el jardín de un restaurante (más bien se trataba del antiguo patio de la casa reconvertido en jardín del restaurante) al principio de la primavera, bajo las parras con un vino estupendo de la zona.  Por debajo del restaurante se veía el valle, y llegaban hasta nosotros el ruido del río, de las hojas de los árboles y, como no, también de los coches (tampoco eran muchos, así que se soportaba).

Junto al restaurante había otros patios de las casas adyacentes con pequeñas huertas. Desde luego más ecológica la verdura que tomé no podía ser.

En fin que recuerdo el momento como uno de los más relajantes que he vivido últimamente, si no fuera porque teníamos que continuar viaje, me habría quedado allí más tiempo, disfrutando de la vista del valle, de las huertas y de las parras. Lo bueno es que de camino a Barcelona, bordeando los Pirineos,  seguí disfrutando de un paisaje precioso, con más valles, más ríos y más paisajes relajantes, pero eso se queda para otra entrada